miércoles, 30 de julio de 2008

MÚSICA Y AJEDREZ

Si hablamos de música y ajedrez, no podemos dejar de recordar la figura de François-André Danican, apodado Philidor (1726-1795), el mejor ajedrecista de su época. Perteneciente a una familia de músicos, se destacó especialmente en la composición de óperas.

Su obra Análisis del juego de ajedrez (1749) fue una importante contribución al avance de la teoría ajedrecística, y tuvo una gran influencia posterior. Además también destacó como jugador a la ciega, lo que causaba sensación en su época. Su concepción de los peones como alma del ajedrez fue verdaderamente revolucionaria.