domingo, 27 de febrero de 2011

ARTE


Se buscan referencias documentadas de la afirmación de que el Ajedrez es un arte.

Como un ejemplo de muestra, veamos estas palabras de Harry Golombek:

Es en la armoniosa conducción de un ataque, y en la larga, clara y tal vez complicada y certera estrategia, donde encontramos el verdadero juego de Fischer. Su éxito con tales métodos no es sólo el tributo y la prueba de su propio genio, sino también lo que es todavía más importante, la evidencia de lo que siempre he creído: que el juego del ajedrez no es ni un deporte ni una ciencia, es realmente un arte.

Fuente: Todas las partidas de Fischer (desde 1955 hasta 1973) por Robert G. Wade y Kevin J. O'Connell, editorial Bruguera, Barcelona 1973, página 22.