domingo, 19 de junio de 2011

DOS OPINIONES


Emanuel Lasker, 1895:

“El ajedrez ha sido considerado, erróneamente en mi opinión, como un juego, es decir, como algo que no puede servir para ningún propósito serio, creado tan solo para distraerse durante los ratos de ocio. Si se tratara únicamente de un juego el ajedrez no hubiera podido sobrevivir a las duras pruebas a que se ha visto sometido en su dilatada existencia. Tampoco es, como ha sido proclamado por algunos de sus más ardientes entusiastas, una ciencia o un arte. Su verdadera naturaleza parece radicar en aquello que más gusta a la naturaleza humana: en el combate. No se trata, por supuesto, de la clase de combate que hace crispar los nervios más templados o en el que corra la sangre y en el que los ataques dejen sus huellas en el cuerpo del adversario. Por el contrario, se trata de una lucha en la que imperan al unísono elementos artísticos, científicos y puramente intelectuales, de una forma absoluta”.

Fuente: Emanuel Lasker: Common Sense in Chess, Londres 1896. Edición española como El sentido común en ajedrez, Martínez Roca, Madrid 1971, página 9.


Alexander Alekhine, 1946:

“Para mí el ajedrez no es un juego, sino un arte. Lo considero como un arte y acepto todas las consecuencias que este arte puede exigir de sus adeptos. Y todo jugador de excepción dotado de disposiciones naturales tiene no solo el derecho, sino el deber ineludible de considerarse artista”.

Fuente: Alexander Alekhine: Curso de Ajedrez a Arturo Pomar. En ¡Legado!, Dossat, Madrid 1946, página 109.

Se buscan opiniones similares de otros campeones del mundo.